[ALM] Sobre asados, proyectos y el amigo que nunca se ensucia o el consultor que nunca se moja

imageBuenas,

seguramente alguno no lo sabe, pero me he pasado las últimas 3 semanas en mi tierra compartiendo buenos momentos con amiguetes (no con todos lo siento) y comiendo asados a cascoporro. El tema del asado argentino va mucho más allá de la calidad de la carne de vaca o ternera como dicen aquí en España, es todo un ritual que empieza cuando prendes el fuego y comenzas a preparar la parrilla, hasta que sacas la primera tanda de carne y la llevás a la mesa, te gritan un “un aplauso para el asador”, te sacuden un par de aplausos y a partir de ahí es una fiesta donde compartis un buen momento con seres queridos.

Ahora bien, para entender el concepto del “amigo que nunca se ensucia” o “el consultor que nunca se moja”, es necesario explicar que a diferencia de otros lugares en el mundo, en Argentina el asado se hace a las brasas. Esto significa que la carne en la parrilla se cocina con el calor de las brasas, muy lentamente. Este calor además ayuda a que cuando la carne suelta pequeñas gotas de grasa o aceite, las mismas caen sobre las brasas y éstas sueltan un pequeño humo que además ayuda a mejorar el sabor de la carne, ya que además de cocinarse lentamente con un calor parejo, se impregna de un humo “saborizado” que le da un sabor muy especial a la misma. Bueno, es por esto que el “asador” tiene que dedicarle tiempo y ganas frente al fuego y la parrilla, y con mucha paciencia ver como está la carne, darla vuelta para que no se queme, etc … jo, ya me dió hambre.

En este proceso frente al fuego, siempre se recomienda tener un vinito o cervecita a mano para pasar mejor el rato y, si es posible, una buena companía con la que charlar un rato. Pero aqui llegó el pero te puede pasar que se acerque el “amigo que nunca se ensucia”. Este tipo de amigos, siempre van vestidos muy pulcramente, con sus lentes/gafas de sol en la cabeza y se caracterizan por ponerse a 1,5 metros del asador, dar un vistazo y empezar a soltar frases como:

  • Me parece que se te está quemando fiera
  • Esa carne no tiene muy buena pinta, si me hubieses avisado te traiga un costillar que es un manjar
  • No te falta fuego?
  • No te sobra fuego?
  • Es tu primer asado, no?
  • etc …

Los que hacemos de la paciencia un arte, aguantamos un rato e intentamos no hacerle caso, luego pasamos a técnicas de distracción pidiendole que te acerque otra cerveza, o diciendole que cuente una hilera de hormigas, pero llega un momento en el que lo querés matar y finalmente dejas sobre la mesa todo lo que tenes en la mano y le soltas un

¿Querés hacerlo vos?

Y aquí es la prueba final, porque la respuesta en el 99.99% de los casos es

Es que mirá como me vine vestido, no te puedo dar una mano sino me ensucio

Personalmente, pienso que más de una guerra ha comenzado cuando a “ese amigo” lo asesinaron antes de terminar el asado, pero claro en mi caso que tengo que cuidar al Valentino y a la Martina me lo pienso 2 veces. Usualmente lo que sé hacer es forzar torpemente una equivocación y tirarle una brasa caliente al brazo o a la pierna, como para escuchar los gritos de dolor un rato y ver como se va muy rápido a ponerse algo para la quemazón. Además el olor a carne quemada se hace un merge con el olor del asado y mucho no se nota.

Si llegaste hasta aquí, seguro que te estás diciendo a vos mismo:

Confirmado, al Bruno se le fué la olla, ¿qué tiene que ver esto con los proyectos de software?

Pues así como en el proceso de cocción de carne está el “amigo que nunca se ensucia”, en los proyectos de software está “el consultor que nunca se moja”. Este último se caracteriza por opinar de todo pero no conocer mucho de nada. Si tuviese que listar algunos puntos que lo identifiquen, estos podrían ser algunos:

  • Puede criticar una solución o aplicación hasta las tripas, pero nunca aportar una solución para los puntos que critica.
  • Habla de tecnologías como churros, se conoce todos los últimos artículos de tecnología, pero eso sí: él no programa porque ya ha hecho “mucho de eso”, seguramente en otra vida.
  • Te puede dar mil links a referencias o artículos que son la solución mágica que arregla 3 años de proyecto desastrozo, eso sí la implementación de esta solución se la tenes que pedir a Batman, porque creo que es el único mortal que puede ayudarte.

Yo recuerdo una vez en un proyecto en llamas donde teníamos un MQSeries super atorado con más problemas que Egipto, uno de estos personajes vino y soltó la siguiente frase:

Esto con un enfoque SOA no hubiese pasado. Porque claro, la orientación a servicios …

Yo que soy una persona de principios, siempre dedicada al bien común, mientras él disertaba sobre SOA, rápidamente agregué un checkbox en un form de configuración de una aplicación, le puse como etiqueta [Enable SOA mode] y en una pausa le mostré al equipo de desarrollo el form, el check y solté un:

¿Probamos habilitando esto?

Como mis compañeros de trabajo eran unos cabrones de cuidado, se quedaron calladitos esperando la palabra del “experto” y cuando empezó la frase con:

Muy bien Bruno, veamos si este cambio nos ayuda a …

Pues a reirnos un rato, dejar que nos putee en todos los idiomas que conozca y que se vaya solito a molestar a otro lado. Vamos que esa es la forma el que “te tiro una brasa caliente” pero en proyectos de software Open-mouthed smile

 

 

Saludos @ Home

El Bruno

   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.